Wednesday, 9 August 2017


Autor: Juan Antonio Tinte

PARA DISGUSTO DE MUCHOS, LA PINTURA NO HA MUERTO.

El equilibrio actual entre la oferta y demanda para la adquisición de arte no se mantiene. Y no lo hace porque el acceso a los canales de distribución por parte del coleccionista no han crecido o no albergan la veracidad suficiente para generar confianza. Además, debemos tener en cuenta las suspicacias provocadas en un potencial coleccionista -siendo bienvenidas todo tipo de tendencias-  la tantas veces manipulada muerte de la pintura. 
Así,  el sistema de proyectos parece ser la única manera de confirmar que alguien está realizando una apuesta atrevida y dentro de  los parámetros que el sistema requiere, y no es así. No es así porque ese modo de operar en el trabajo del artista está siendo inducido. Se producen obras según los estándares que marcan las instituciones. Desde luego, no son pocas las intervenciones con un interés notable. Intervenciones que aluden a las experiencias y la reflexión a propósito de ellas y el sistema que las mantiene.

En este sentido, no debemos olvidar que la pintura es una experiencia, la pintura es una intervención, la materialización de un proyecto al igual que cualquiera de las otras experiencias llamadas contemporáneas. Intentar arrinconar a la pintura y cuestionarse su vigencia, nos conduce a un debate meta-artístico que nos llevaría a cuestionar la vigencia del teatro, de la literatura o la música que siguen utilizando un mismo lenguaje y método de puesta en escena que, si bien, ha ido incorporando nuevos ingredientes, lo ha hecho para que siga siendo eso mismo, no sustituido.  Habría que leer más y no estimar como bueno la novedad  como vía de escape y significación de forma sistemática y sinónimo de vanguardia. La novedad está en cada individuo que descubre, fruto de su propio bagaje cultural…aunque, bien pensado, si es por bagaje cultural es comprensible la falta de interés de aquellos, empresas incluidas, que pudiendo dotarse de cultura lo hacen sólo de acciones bursátiles… 


Monday, 7 August 2017

Juan Antonio Tinte. 150x188cm (59´05x74in)

¿EMPRENDEDORES?... EN ARTE, NO.


Existen cosas que permanecen durante un tiempo y acaban. La cuestión es que al acabar todo el mundo corre sin dirección y sin conocer cómo dar continuidad a algo de manera distinta. Es por eso que lo que acaban son los modelos de hacer las cosas, no el objetivo.
Desde hace tiempo todas las partes del circuito que conforma el mundo del arte se lamenta de una forma u otra. Los galeristas tienen que cerrar por falta de clientes, los clientes desaparecen  acusando la crisis, los artistas que faltan galerías, los art broker que sólo su modelo es válido pujando por aniquilar rivales, las galerías, de nuevo, que internet ha hecho mucho daño, los art bróker dicen que quien no esté representado por ellos, simplemente no existe, los artistas que internet no cumple las expectativas…y sigue.
La verdad de todo esto es que cada cual se halla buscando la manera de colocar su trabajo. A los artistas se les dice que no deben presentarse ellos mismo porque eso les desprestigia. No es cierto. No puede ser desprestigiado alguien por ofrecerse si el interlocutor es inteligente y es capaz de reconocer lo que tiene ante sus ojos.  Por favor…todos sabemos cómo funciona esto.  A los galeristas le sobran artistas, a los artistas les faltan galerías, a los bróker les sobra soberbia ; las ferias están “dirigidas” por  quién es juez en la selección y parte interesada  sin dar acceso a quién no conviene…todo para que el público no decida y si lo hace que la única verdad sea la de quien vende, y nunca, nunca jamás del artista.
Ante esto, ¿cree alguien que es una barbaridad ofrecerse o exponerse en redes sociales? Seguimos bajo modelos del siglo pasado. Es curioso cómo se valora la capacidad de hacerse a sí mismo en la mayor parte de las actividades pero cuando el artista toma la iniciativa para colocar su trabajo ante la falta de atención y  oportunidades se le insulta y menosprecia.  Por supuesto, ese artista es un pobre hombre que no tiene quien le respalde.  En ese momento la capacidad de generar sus propios canales está vista como un fracaso. Curioso, tremendamente curisoso.
Cuando un artista se da a conocer en redes sociales, está utilizando el mismo medio que otros profesionales…o ¿no se prodigan y promocionan a sí mismos otros artistas de diferentes disciplinas para estar siempre presentes? ¿Se desprestigian? ¿han caído?
No. Cuando un artista plástico se deja ver en redes sociales busca exactamente lo mismo que cualquier otro, llegar al máximo de gente posible que las redes sociales facilitan. Bajo esa misma óptica, deberían estar igualmente desprestigiadas las galerías que con un mismo propósito se dejan ver en redes sociales ofreciendo sus exposiciones e inauguraciones. La pluralidad hace posible que un artista, además de estar representado por una galería, también se represente a sí mismo si no tiene contrato de exclusividad.
En este sentido, considero válido, en cualquier caso, el modelo de galería para exhibir el trabajo. La cuestión estriba en cómo se lleva a cabo. Debería revisarse el objetivo y preguntarse, crisis aparte, porqué ha descendido el interés del público en general y sin embargo las grandes galerías siguen colocando sus piezas mejor que nunca.
La sociedad ha cambiado, el formato de gran galería se ha convertido en un referente donde las grandes cifras parecen ser el único lenguaje. Esto, aleja al público y convierte la adquisición de arte en una falsa realidad. Comprar arte, no es adquirir un yate, una mansión o un Ferrari, sin embargo es cierto que las obras representadas por los propios artistas o por galerías medianas están hechas de la misma materia que aquellas con el apellido del gran precio inalcanzable, de la misma. Una sociedad como la actual orgullosa de su conocimiento y formación, no puede seguir anclada bajo el dictado de quién decide qué debes adquirir, sino implicarse y poner de relieve esa independencia eligiendo ella misma.


Friday, 27 May 2016

"La señorita Pinckelton y el rescate de los ruideros".
        Malone Estudio.
Desde el 25 de Mayo 2016

Monday, 13 July 2015

Público transitando entre las dos plantas de la galería.
Al fondo, una obra de Juan Antonio Tinte

Amigos y numeroso público se concentró en la galería

Una tarde animada donde también hubo música en directo, ante una pieza de
 gran formato de Juan Antonio Tinte

Arte, moda y música. Un propuesta completa en Malone
 que no pasó inadvertida en todo el barrio de Chueca.
 
Aspecto de la muestra en la galería Malone de Madrid

Wednesday, 1 October 2014

"Cultos y veleidades de la señorita Pinckelton"



Por Amalia García Rubí  INFOENPUNTO
Hacía siete años que Juan Antonio Tinte no mostraba sus obras en Madrid. Durante este tiempo, ha viajado a Shangai en dos ocasiones y participado en varias ferias de Arte Contemporáneo, ha seguido con su labor docente, además de participar en varios foros de arte. Pero también ha pintado y lo ha hecho con profusión.


Sus nuevos cuadros, de los que nos muestra una bella serie en formatos muy variados, incitan a descubrir variaciones de un lenguaje iconográfico y formal fácilmente identificable con su autor. A saber, los fondos cromáticos bien trabajados y luminosos, el dibujo nítido de línea única, la mezcla de naturalismo y esquematización cubista, el estricto orden bidimensional de la representación sencilla resuelta en el plano-superficie del cuadro, el preciosismo de los pigmentos empleados en procedimientos artesanales muy trabajados, el efectismo de texturas y contrastes con indudable peso ornamental… Todas estas características plásticas conforman, además, el poder simbolista de la imagen figurada-abstraída, aislada o en interacción con otras, a su vez pertenecientes al mundo inacabado de los sueños. Ensoñaciones desvanecidas que poco a poco ha ido forjando Juan Antonio Tinte en la parte más creativa de su memoria. (leer más http://infoenpunto.com/not/13857/cultos-y-veleidades-de-la-senorita-pinckelton-un-relato-pintado-de-juan-antonio-tinte-en-la-galeria-art4/)
 

Monday, 21 April 2014